7 jun. 2010

"La Calor"

Share
Achicharrante arma de doble filo, te seca y te quema, te deja agotado, postrado en el sofá, bajo el aire acondicionado. Oh bendito aire acondicionado, ¿qué haría yo sin tí?. El calor lucha contra tí, te hace sudar. Sientes que se te pega la ropa, que necesitas un baño. Una vez bañado y secado te sigues pegando a la ropa ¿Por qué?¿Por qué este sufrimiento durante varios meses al año? quien pudiera ser esquimal para vivir bajo el hielo de la paredes de los iglús, ¿pero sabeis? a lo mejor estaría deseando entonces ser un murciano y disfrutar con la caricia de los rayos del sol sobre tu piel mientras andas por la ribera del Segura, escondiendome en la naturaleza, entre álamos blancos, y arboles frutales, incando tus pies en la tierrra recien arada, mirando a la garzas reales emprender el vuelo, a las crias de los patos merodear entre los cañizos del rio, y escuchar el leve susurro del hilillo de agua que es el Segura entrecortado por el roce del legón con la tierra seca por el sestero infernal que sufre esta zona del mediterraneo.
A veces se que me quejo demasiado, pero es por vicio, lo reconozco. Por mucho que odie al calor y el calor me odie a mí no podría vivir sin él, pues forma parte de donde yo vivo y aunque con él no me llevo bien, con mi tierra de huerta frondosa y fértil salpicada por alguna palmera estrecha y alta si.

A.Ayala

No hay comentarios:

Publicar un comentario