15 dic. 2009

El invierno ya llegó

Lento unas veces, rápido otras; avisando con antelación o de golpe, así llega el invierno…
Nunca sabes como va a ser, es una de las estaciones más impredecibles, pero al mismo tiempo más bonita. No hay nada igual al despertarte un día y ver que todas las montañas de tu alrededor están teñidas de una finísima capa de copos de nieve.

Es lo que tiene, el invierno nos trae esos bellos paisajes donde la nieve es la reina del terreno, la encuentras en las fuentes, en los tejados en las copas de los árboles. Algo tendrá la nieve cuando nos gusta caminar bajo ella mientras detestamos caminar bajo la lluvia.
Todo bajo el gélido manto de la nieve queda como adornado, como más bonito. El ver las laderas de las montañas nevadas brillar como si fueran metales preciosos inunda mis ojos de alegría.Eso es lo mágico que tiene la nieve.


Ayer supe que el invierno había llegado a mi pueblo, cuando de la nada empezó a moverse un frío que se te metía en los huesos, que te helaba, acompañado de una intensa lluvia que aunque sabíamos que aquí no cuajaba, en las zonas cercanas con mayor altitud lo haría.
Por eso he de agradecerte Señor invierno, dueño de los meses gélidos del año que hayas tenido la amabilidad de visitarnos otro año más y con la rapidez con la que lo has hecho.
Gracias por haber cubierto el final del otoño de blanco.



A.Ayala.