4 nov. 2012

El Destino.

El otro día una persona me dijo creer en el destino. "¡Qué barbaridad!" Para mí el destino es una cosa de la que se habla muy a menudo, sobretodo contadores de historietas y demás videntes, pero de la que no se ha podido demostrar su existencia.
Pero... después de esa conversación me puse a pensar. Y divagando, durante varios minutos, sobre el tema me vino a la cabeza una pequeña anécdota mía que podría ser obra del mismísimo destino. 
Pues quién me iba a decir a mí que tantos años después, tantas veces pensando más en lo imposible que en lo posible, ahora fuese no ya posible si no real. 
Me vino a mi mente la idea de cómo me quedaría, años atrás, si me dijeran que esa idea tan "descabellada", aunque no hay ideas descabelladas si no personas sin coraje a llevarlas a cabo, podría cumplirse o al menos en un alto porcentaje. Seguramente no me lo creería.
No soy mucho de creer en destinos y esas cosas. Es más, creo que el ser humano tiene la capacidad para cambiar y trastocar a su libre albedrío la vida diaria tal y como la conocemos.
Pero... no sé... es mucha casualidad que pasen ciertas cosas. Quizás, después de todo, por encima del dominio humano, haya unos cánones que marquen nuestro camino en la vida. Quizás me quieran estar diciendo algo. 


A.Ayala

23 ago. 2012

La disyuntiva.

El Ying o el Yang. Frío o el calor. Negro o blanco. Subir o bajar. Más claro agua. 
Hace tiempo ya, oteo con delicadeza dicha disyuntiva y se me viene a la cabeza varias formar de contraatacarla, de solucionarla e incluso (como método de escape y huida) de evitarla. 
Hace tiempo ya que la mala hierba creció en el florecido jardín y ahí está. Ahí sigue, como si nada, esperando. Mirando al jardinero... Oh! Él será el que aplique el decisivo corte. Y ya veremos que renace en ese lugar. 
La disyuntiva, muy hija de perra ella, se queda mirándote fijamente. Quiere que se reaccione ante ella. Ella siempre esperará algo por parte del enemigo. Ella nunca se desvanecerá... En cambio, el cúmulo de oportunidades que dan pie a tal disyuntiva van a variar.
El orden de las oportunidades no altera lo esencial. Pero quizás sea la oportunidad lo verdaderamente esencial. 
Es ahí donde está la miga del asunto. ¿Consejo? 
Muy señor mío, cálcese las botas y prepárese. Y ante la disyuntiva muestre la conjunción. ¿Por qué elegir? Sea egoísta por una vez y ante el "o" respondo con un "y".


A.Ayala

9 ago. 2012

La inspiración

Dichosa ninfa de la mente. Siempre tiene una cita con el yo y siempre llega, a veces mas tarde otras mas temprano. Pero llega que es lo importante.
Acaba de venir a visitarme. Esta tarde, entre redes sociales, tweets y whatsapp, a llegado sin esperarla. Y derrepente se ha encendido la bombilla de la creación, el entusiaso por que te guste que lo que has escribes ha florecido y he cogido el bloc de notas. Cuatro ideas... Sueltas... Con algún que otro dibujo. Ahora es el momento que la ninfa deja paso al artesano. Deja paso al ingeniero que da vida a la idea aportada por ese personaje del universo mental.
Muy señor mío. Le ruego que me pase la tinta, la pluma y el papiro. Pues las frases salen solas y ante la fragilidad de lo sonoro debo de dejar constancia de ello.

A.Ayala

5 ago. 2012

Pensamiento Nº1

Aire, tierra y agua. ¿Para qué más?
En verdad todo tiene sustento en estos cimientos de la vida y no terminan, transcienden al reloj de arena. Inmortales, incorruptibles y mágicos.
¿Necesarios? Quizás.
Sentado allí, al son de una bagad, admirando con esplendor la bella obra de arte que el planeta me depara, a mí y a todos. Y que muestra sin vacilación, sin vergüenza y de forma caritativa.
Al son de pentagramas que el aire arrastra, sumerge en el agua y los hace chocar contra la roca. Exprimidor de sonidos, el aire... Un feadóg, que pone hilo musical a esa estampa... Retraeros a ese lugar, descansad y admirad... Pues a veces, quien se para a pensar las cosas, quien de verdad las medita sale victorioso.
Asi que muy señores míos, meditemos pues. Al son de viejas músicas, gritos ancestrales... Y que el destino nos guíe. 

A.Ayala


El Momento

Y llegado a este punto, en este mismísimo momento, me pregunto ¿Para qué tanto pensar y volver a pensar, meditación y reflexión? Patrañas.
¿Llega el momento de la renacimiento? Quizás sí o quizás no. En verdad era algo esperado... Más tarde que pronto me lo esperaba. De alguna forma el hecho solo hace confirmar las previsiones. Y se abre ante mí un ramal de canales, con diferentes sentidos y direcciones, pero todas me dan una salida más o menos buena ante la tormenta que me persigue. 
Lo peor es la indecisión. ¡Maldita sea! 
Y ante la indecisión solo una cosa que hacer, cerrar los ojos y transportarse a ese lugar, adornado con esa música y ese viento en la cara. 

A.Ayala

29 abr. 2012

Jaque Mate


Fíjense en la imagen. Imagínenla... Un tablero de ajedrez... brillante, impoluto... 16 piezas contra 16, dada la tranquilidad desde hace tiempo, no se veía venir tal partida. Las partidas se habían dejado atrás desde hacía tiempo, el polvo era el dueño del tablero...
Al principio todo fue extraño. Sólo había un jugador, el otro se echó atrás, se escapaba, no daba señales de vida... pensó en la indiferencia como estrategia. El silencio como forma de olvidar los problemas, las rencillas, el "mejor callado que cagarla hablando" fue su lema. La partida se desarrollaba rápida, sin parones, fluída... Todos los movimientos no recibía contra alguna, vamos una victoria perfecta a falta de una buena reacción!
Conversaciones recordadas, las que se dieron bajo la brisa, entre arena y mar, unas veces incluso a horas   intempestivas, todas se iban acabando... incluso a las piezas les costaba moverse... nadie quería moverse, preferían esperar al otro, como si así se aseguraran algo. Deseaban la victoria del contrario, el cual seguía sin dar síntomas de atención a lo que pasaba, sólo tímidas acciones que porque no decirlo "empeoraban la situación". 
Pues bien, en el transcurso de esta partida hubo un movimiento que cambió los hechos... el movimiento en diagonal del alfil puso en un aprieto al participante indiferente... La partida se encontraba al borde del final, al borde del Jaque Mate... hubo que esperar horas, para una respuesta. 
Finalmente llegó, todo por ayuda de terceros,  un "Ey, espabila!". A partir de entonces la indiferencia cambió de estrategia... y ante la sorpresa del único público, el cronómetro cercano al tablero, ganó la partida. 
Lo extraño de esto es que es lo que buscaba su contrincante, prefería perder antes que ganar... porque él sabía perfectamente que una victoria suya sería peor, sabía que era peor el remedio que la enfermedad. 

La única pregunta que queda ahora es... ¿Para cuándo la revancha? 

A.Ayala.

Pd: No tiene sentido intentar comprender este post. Todo es parte de un entramado de ideas sueltas y reflexiones.

18 mar. 2012

La imprecisión.

Artistas ávidos de destreza, músicos sin inspiración, día de playa lluvioso... He ahí claros ejemplos. ¿Qué es sino otra parte más del gran puzzle? La pieza rota, un poco inchada por la humedad. Esa que no encaja bien ni en su propio sitio y que te hace rabiar...
Habitante de todo y a la vez de nada... sólo depende del ojo que lo examine, pues en la variedad está la verdad. Nunca nos libraremos de tal compañera de viaje. Su presencia será necesitada a veces, aunque ni nosotros mismo lo creamos. Pero mientras, todo seguirá igual. La vida no puede pararse por tal tontería.

A.Ayala

6 ene. 2012

La rivière.


Période de croissance... Transformation. Elle commence toute petite, mais finalement elle finit grande. La rivière est un tas d'expériences. C'est un miroir, tout ce qu'elle voit, tous les paysages qu'elle parcourt restent fixes dans sa mémoire.
Elle connaît tous les erreurs de notre société, tous les dégâts qu'on a produit depuis que l'homme existe. Mais elle reste impassible, elle ne dira jamais rien!. Sa fonction c'est seulement contribuer à que le cycle de l'eau suive son chemin.
Je attends le jour, ce jour-là, elle participera dans le jeu, elle grossira, elle finira avec tout ce qu'on a produit, tout les erreurs qu'on a repete depuis beaucoup siècles. Elle, à la fin, rendra justice.

A.Ayala

La Frontera.



Final, principio... todo es y nada es a la vez. Prohibido pasarla? Quizás. Pero en el momento que la cruzas hay que ir a por todo, sin mirar atrás, sin pensartelo dos veces. Meta de todo, cierra el libro... Momento de asumir cosas, de admitirlas y de reflexionar... Y de ahí... la conclusión. Pues la esperas, la ansías, pero... por una cosa o por otra no llegas a deslucirla. Es importante, da el paso, pues, sin andar poco vamos a progresar. En tiempos difíciles las fronteras han de ampliarse, y con ellas, las metas. Pues con progreso hay vida, o lo que es lo mismo... con reflexión, determinación. Con determinación, frontera. Con frontera, meta. Y con meta... Progreso.

A.Ayala

1 ene. 2012

Hola 2012.


Felicidad, alegría, júbilo, esperanza, sonrisas, chillidos, besos, abrazos... El año ha comenzado y no nos queda más que desear que sea un BUEN año. Desde mi mera opinión, espero que sea un año crucial y que las desgracias de años anteriores vayan disminuyendo. Ahora con olor a la pólvora quemada y con el burbujeo del champagne en mi garganta no me queda mas que desear FELIZ AÑO NUEVO!
Sólo una cosa y es que espero que las cosas que tengo en mente se cumplan, pues sería perfecto. 
Y me despido de vosotros con lo típico. ¿Qué sería del día 1 de Enero sin la Filarmónica de Viena?


A.Ayala