5 ago. 2012

Pensamiento Nº1

Share
Aire, tierra y agua. ¿Para qué más?
En verdad todo tiene sustento en estos cimientos de la vida y no terminan, transcienden al reloj de arena. Inmortales, incorruptibles y mágicos.
¿Necesarios? Quizás.
Sentado allí, al son de una bagad, admirando con esplendor la bella obra de arte que el planeta me depara, a mí y a todos. Y que muestra sin vacilación, sin vergüenza y de forma caritativa.
Al son de pentagramas que el aire arrastra, sumerge en el agua y los hace chocar contra la roca. Exprimidor de sonidos, el aire... Un feadóg, que pone hilo musical a esa estampa... Retraeros a ese lugar, descansad y admirad... Pues a veces, quien se para a pensar las cosas, quien de verdad las medita sale victorioso.
Asi que muy señores míos, meditemos pues. Al son de viejas músicas, gritos ancestrales... Y que el destino nos guíe. 

A.Ayala


No hay comentarios:

Publicar un comentario