18 mar. 2012

La imprecisión.

Artistas ávidos de destreza, músicos sin inspiración, día de playa lluvioso... He ahí claros ejemplos. ¿Qué es sino otra parte más del gran puzzle? La pieza rota, un poco inchada por la humedad. Esa que no encaja bien ni en su propio sitio y que te hace rabiar...
Habitante de todo y a la vez de nada... sólo depende del ojo que lo examine, pues en la variedad está la verdad. Nunca nos libraremos de tal compañera de viaje. Su presencia será necesitada a veces, aunque ni nosotros mismo lo creamos. Pero mientras, todo seguirá igual. La vida no puede pararse por tal tontería.

A.Ayala